Artista urbano cuestiona actitud de “seres perfectos” ante muerte de Monkey Black!

A raíz de la muerte la semana pasada del cantante de música urbana Monkey Black, muchos han sido los comentarios que se han hecho públicos acerca del artista que, de acuerdo a la versión más manejada, fue asesinado durante una pelea en España.

No obstante, hay quienes en el marco de su muerte han criticado su música y su estilo de vida, actitud que el rapero Infinito Orpheo ha interpretado como prejuiciosa, por lo que, indignado por los comentarios emitidos por muchas personas acerca de Monkey, escribió un artículo titulado “Sobre Monkey Black, la nueva raza de Seres Perfectos y el desprecio por la vida humana” que colgó en su blog.

Aquí el texto íntegro: 

Con la triste y lamentable pérdida humana en suelo extranjero del conocido exponente urbano Monkey Black, se abre como era de esperarse una cascada de opiniones diversas. He visto los comentarios de apoyo de sus colegas, que espero y den soporte económico a la familia para traerlo al país, ya que la mayor parte de ellos “se bucan” y “tienen to’ “,  pero esos son otros 500. Están por otro lado, las opiniones y comentarios de sus fanáticos y la gente que le admiraba y le seguía fielmente.

Es un hecho que Monkey Black con sus ocurrencias, dejó su propia marca  en el colectivo e hizo reír sin duda alguna a millones con sus loqueras, yo me incluyo. El hecho de que muchos de nosotros no hayamos sido fervientes seguidores de su música por una cuestión de preferencia, educación o cual fuese el motivo, no quita que el pana haya sido  muy original en sus creaciones. Cuando rapeaba, tenía mejores habilidades que muchos de sus principales detractores  del rap más conservador, pero esos, también son otros 100 pesos gente.

infinito orpheo

Hay otra clase de opiniones conforme al caso del Mono, que son las que en verdad me han motivado a desahogarme. He visto en diferentes muros de Fb, foros y redes, comentarios al respecto como: “Gran mi*rda”, “Un chopo menos”, “Bien matao”, entre otras barbaridades. Al parecer existe una nueva raza de “Seres Perfectos”, que se sienten en la condición de poder juzgar a otro ser humano con tal severidad, incluso estando este en la víspera de su propia muerte. Por qué yo soy mejor que Monkey Black? Porque escucho Soda Stereo, Doble V,  Bumbury y Silvio? Porque fui a un colegio privado y mi papá y mi mamá tienen empleos bien remunerados en el gobierno? Porque me leí un PDF de Marx por mitad  y me siento a filosofar en el Parque Duarte con los “filósofos”? Por qué soy mejor que Monkey Black? Cierto, es que su música nunca estuvo a mi altura, por eso ahora que murió, el mundo debe saberlo. Orgasmo!

Esta clase de comentarios vienen muchas veces de personas que aspiran a una sociedad mejor y velan por las “buenas costumbres”. Ven en la eliminación de un ente repulsivo para ellos, la mejoría de su podredumbre de sociedad. Ellos entienden quizás, que los pecados tienen jerarquía, que maquillar una nómina o hacer algún tipo de fraude, quizás es menos sucio que ser bug*rrón por una circunstancia de la vida. Son los mismos que entienden que coger una botella sin trabajar o robarse algún servicio público, es menos despreciable que hacer canciones que hablen “Del Sol, la Playa y un tro de vaina”. Esta raza de Seres Perfectos y jueces, sí que son toda una sorpresa, y las redes sociales han hecho del estudio de estos,  una labor mucho más sencilla.

Hay una fuerte distorsión y se hace más pronunciada conforme y pasa el tiempo. Monkey Black no se metió a tu casa a robar, ni tampoco te violó a tu hermanita pequeña. Monkey Black no tiene nada que ver con Loma Miranda ni tampoco fue ese Cardenal que sacó del país a Josef Wesolowski después que abusó de todos esos niños dominicanos. Monkey Black no te ha quitado un centavo, sólo fue uno más que vivió como le dio su gana, se destacó y fue responsable de las consecuencias de su vida. Monkey Black tenía familia, amigos, y seres queridos como los tiene usted también que se siente con el poder de Dios para juzgar de manera tan despiadada.

Te sientes con el valor de cag*rte en el infeliz de Monkey Black, pero te metes la lengua en el estuche por temor a perder la vida o el trabajo cuando se tratan de cosas más serias y que de verdad afectan a todos  de una manera más directa e importante. Eso no es ser lacra? Eso no es ser una rata? Eso no es ser un cobarde? No sé, que sea el barbú que te juzgue, ese no es mi trabajo y mucho menos el tuyo mi querid@ amig@ multicolor. Una vida es sagrada.

Siempre habrá excepciones en el pensamiento humano con existencias que en su tiempo sobre la tierra verdaderamente hicieron de la destrucción un oficio; pero acaso es este el caso de Monkey Black? No te hagaaaaa! Si “Clara de Huevo” nunca te tripió, por qué ahora quieres expresarte negativamente o quieres criticar al que se está expresando en solidaridad? CALLESE LA BOCA QUE A NADIE LE IMPORTA SI USTED NO LO OÍA , SIGA DE LARGO Y RESPETE. Hoy tomé a Monkey Black como ejemplo, pero esto pasa con todos los muertos famosos o todas las desgracias que se hacen públicas; el clásico grupito de vacanos que se molestan cuando el otro se expresa acerca de un tema viral.

Señores, recuerden que esta raza de Seres Perfectos, muchas veces con pose intelectual, versan de la democracia y de las buenas costumbres y quieren cambios en la sociedad; oremos para que sus respectivos psiquiatras o médicos de cabecera tomen cartas en el asunto, antes de que ese virus de odio e intolerancia pueda hacerse de poder y sucedan cosas como el holocausto de Hitler y los judíos.

Una muerte triste, lejos de los amigos, de la familia, de la tierra. Si se la buscó, acaso deja de ser triste? Acaso deja de ser lamentable? Cuidado con la raza de “Seres Perfectos”, es la nueva tendencia a seguir. Esperemos que alguien más perfecto que ustedes, no les pase la cuenta pronto…

Leave a Reply

Your email address will not be published.